viernes, 20 de julio de 2012

Déficit y autonomías

Como traté de explicar en la entrada anterior, el Gobierno está realmente ahogado, y por ello está haciendo todos estos recortes, que, de nuevo, yo no creo que se pueda cuestionar el que se deban hacer recortes, aunque sí que podemos cuestionar en dónde y qué se recorta, siempre que propongamos una alternativa si quitamos los recortes...

Para poner más ruido en la situación actual, muchos presidentes autonómicos se quejan de que el Gobierno les imponga también a ellos recortes, ya que dicen que cada Autonomía es responsable de elaborar sus propios presupuestos.

Hombre, esto es muy fácil de decir, pero a la hora de la verdad si la Autonomía no puede pagar la deuda, ¿quién lo hace? el Estado, ¿no?. Imaginaos que tenéis un hijo al que vosotros, como buenos padres, siempre le avaláis en los préstamos que él pide, pero se compra 3 coches y 2 casas que luego no puede pagar, sin embargo tu no vas a dejar de avalarle, porque es tu hijo. Lo que haces es tratar de decirle que deje de pedir préstamos de una vez y que con un coche y una casa le basta. Es gracias a estos avales por los que nuestro hijo consigue además intereses bajos.

Pues la relación Gobierno y Autonomías es algo parecido, hagan lo que hagan las Autonomías el Estado las avala y su déficit cuenta como déficit del Estado (es prestamista de última instancia). Claro, es muy fácil ser una Autonomía, hacer mal los números y luego pedir al Estado que te cubra.

Si una Autonomía, de las que llevan mal sus presupuestos sobre todo, se queja de que el Estado le imponga recortes, yo le aconsejaría llegar al siguiente acuerdo con el Estado. Creamos dos tipos de deuda de la Autonomía, una que llamaremos "deuda avalada" y otra que llamaremos "deuda monopoly".

  • La "deuda avalada" se la permitirá emitir el Estado a la Autonomía cuando su déficit esté por debajo de cierto valor, será deuda preferente (es decir, la Autonomía pagará primero esa deuda antes que cualquier otra deuda que tenga que no sea más preferente a su vez, como por ejemplo los salarios) y estará avalada por el Estado.
  • La "deuda monopoly" será la que emitirá la Autonomía cuando supere un techo de déficit, será la primera deuda que dejaría de pagar (si hay peligro de pago esta es la primera en pagarse) y no será avalada por el Estado, es decir, si hay problemas la Autonomía pagará esta deuda con billetes del Monopoly.  
Ya veríamos como la primera deuda le costaría a la Autonomía cerca de un 7% (dependiendo de por cuánto tiempo pida la deuda) y la segunda sería próxima al 20% (como Grecia) y el día que empiece a emitirla no irá ningún inversor a comprarla. Eso creo que haría entender a la Autonomía porque el Estado le traslada los recortes.