domingo, 9 de diciembre de 2012

La costumbre de los candados en los puentes

Este verano estuve en las repúblicas bálticas donde pude ser testigo de una costumbre curiosa: poner candados sobre los puentes como un símbolo de una unión que no se rompe entre dos recién casados. El ritual es muy sencillo, después de casarse los enamorados van al puente con un candado, lo cierran sobre una parte del puente y tiran la llave al río. Esta foto es la de un río cerca de Sigulda



Pensé que esa costumbre era única de Letonia pero, sin embargo, este fin de semana me he encontrado lo mismo en Cuenca en el puente de san Pablo, a lo largo del puente también algunos enamorados dejaron sus candados. Me he puesto a investigar un poco en internet y parece que en realidad es una costumbre nueva por Europa, particularmente en Roma, a raíz del libro I Want You del escrito Federico Moccia.Así que la próxima vez que paséis por un puente mirad a ver si veis lo mismo y la costumbre realmente se está implantando es todo Europa.