sábado, 1 de septiembre de 2012

Cuando las cosas se hacen mal...

Me siento realmente tratado como si fuera un estúpido. En mi reciente viaje a Letonia, alquilé un coche para poder viajar por las repúblicas Bálticas con la empresa Avis,y ahora mismo me siento totalmente engañado y como si fuese una cartera con patas a la que exprimir.

Alquilé el coche y tras 5 días de viaje, al llegar a devolver el coche, solicito a la agente de Avis que se encargue (como es normal) de revisar el coche los dos juntos. Cual sería mi sorpresa, cuando me dice que no, que ella no lo puede hacer que tiene que esperar a un técnico que tardará varias horas. Y todo esto en contra del contrato que habíamos firmado, donde dice que solamente el agente puede negarse a comprobar el coche si no se puede realizarla debido a que el coche está sucio o bien las condiciones meteorológicas no lo permiter.



Ya me pareció eso un poco raro, más propio de una película del destape que de una empresa seria... pero para meter más emoción al asunto, recibo una carta diciendo que me van a cargar 60 LVL por un arañazo encontrado. Me leo un poco la documentación que me envían y me encuentro cosas graciosas....
  • En el membrete de la carta sale mi nombre, pero la carta está dirigida a un tal señor Barons.
  • Me dicen que tengo un arañazo en el lado derecho, me presentan una foto del lado izquierdo de un rallajo que había antes.
  • Me dan un teléfono para hacer la reclamación. El teléfono que me dan es para emergencias en carretera y no para este tipo de reclamaciones.
Sinceramente, os recomiendo que no volváis a alquilar un coche en Avis, tratad de buscar una compañía más fiable.