miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ahora independencia

Esto se pasa de rosca. Veamos, primero uno gestiona mal una Comunidad Autónoma, gastando el dinero de manera cuestionable, luego uno trata de cambiar la financiación de las Comunidades para tapar su problema, y como las cosas no se consigue, lo mejor es no admitir el problema y convocar elecciones. No sólo eso, que además las elecciones sean una consulta popular de independencia, pero ya que estamos, justo se anuncian en el mismo día que se pide la ayuda del país del que quiere la independencia. ¿Pero esto es serio?

Pues, desde mi punto de vista el objetivo está claro. Casualmente vamos hacer dos años justos de las elecciones anteriores, donde CIU consiguió mayoría simple. Los recortes se alargarán durante 2013 y parte del 2014, y CIU sabe perfectamente que el ajuste es necesario. Entonces, si se han hecho las cosas mal y se tienen que hacer recortes importantes se llegará al 2014 siendo el Govern de los recortes y en una mala posición para renovar mandato. Así que... ¿no es más fácil decir que la culpa de todo la tiene otro, convocar elecciones y tratar de llegar a 2016 cuando todo esté mejor y sea más fácil renovar mandato? Igual de paso conseguimos mayoría absoluta.



¿Y qué pasa si el referedum no triunfa en una de las provincias de Cataluña, se le impondrá a esa provincia la independencia?

Sinceramente, creo que además de conseguir perpetuar el gobierno de CIU, es además una excusa para utilizar una posición de debilidad del Estado para conseguir más conquistas políticas. Eso sí, a costa de crear una mayor inseguridad en el Estado español, subir el coste de la deuda y que seamos todos los españoles quienes paguemos esto a través de más recortes.

Veo legítimo desear la independencia, pero no me parece correcto apoyar este oportunismo. Si fuese catalán y tuviese deseos independentistas trataría de votar con esa conciencia pero a una alternativa que no fuese CIU.