martes, 18 de septiembre de 2012

Caída Libre

Otra muestra de cómo se han hecho las cosas mal en España y como al final somos los contribuyentes quienes pagamos las consecuencias. Las noticia reciente de la caída de Spanair y la resolución del concurso de acreedores ha pasado "desapercibida" con el anuncio de dimisión de Esperanza Aguirre. Pero, ¿qué se ha hecho mal? Lo de siempre: uUna mala gestión y convertir la compañía en una agujero de dinero para la Generalitat.


He investigado la calificación de la deuda de Spanair donde están expuestos los balances de la compañía desde el 2007 hasta que se vendió en el 2009 a empresarios catalanes y al Govern. Desde entonces, para mantener la compañía, en el 2009, se debió invertir en recursos propios 490 millones de euros, este número respecto al PIB de Cataluña es un 0,24%. Es decir, el Govern ha estado manteniendo una empresa no rentable por un coste de la décima parte de lo que se le exige reducir el déficit (un 2,5%) hoy en día.

Esto es algo incoherente, por un lado tenemos al Govern declarando que el Gobierno le exige reducir en sanidad y educación, pero por otro lado tenemos este gasto bastante decepcionante, simplemente por mantener una "compañía bandera". Es muy fácil no tomar decisiones sobre los recortes de gasto y echar la culpa al Estado de tener que tomarlo y no decir toda la verdad. En el 2011 la Generalitat recortó 1000 millones de euros en sanidad, que es el doble de lo que se gastó en mantener Spanair en el 2009. Eso refleja las prioridades que se tienen en realidad.

¿Cuantos gastos existirán de este estilo y se habrá culpado al Gobierno de los recortes sin eliminar esos gastos?