sábado, 13 de julio de 2013

Todos los ojos sobre el B787 en Heathrow

Todas las alarmas saltan sobre Boeing al aparecer humo en la parte trasera de un B787 en el aeropuerto de Heathrow. Esto ha provocado a su vez el cierre del aeropuerto londinense durante casi dos horas en prevención de posibles problemas.





El avión estaba aparcado y no había ningún pasajero dentro, no ha habido ningún herido debido a este accidente (ya que hay daños mayores). Sin embargo la noticia importante será la reacción de las autoridades de aeronavegabilidad, ya que la primera reacción  de los pasajeros será asociar este problemas con los problemas recientes con las baterías que tuvieron al avión en tierra durante meses. Creando desconfianza sobre este modelo de avión.

Las causas del fuego no están claras, pero la primera razón visceral es pensar que está relacionado con los problemas de las baterias. Esto puede ser erróneo. Lo primero que he tratado de hacer es localizar dónde están situadas las baterias del avión para comprobar si están localizadas cerca de la parte trasera, la página web de Boeing lo muestra claramente:



Como se puede ver en la figura no hay ninguna bateria localizada en la parte trasera donde se ha producido el fuego. Por lo tanto es difícil pensar que pueda ser un incendio de las baterias ya que el fuego se habría localizado en otra zona. En esa zona, sin embargo, se encuentra el APU, y los generadores eléctricos que mueve. Estando aparcado, la generación eléctrica del avión se hace frecuentemente a través del APU y es muy posible que una de las primeras cosas a investigar sea la generación eléctrica del APU.

Otro problema en el B787 que pone al avión en la cuerda floja, veremos cómo reacciona Boeing frente a este nuevo problema.