viernes, 4 de enero de 2013

Austeridad para todos

Ya comenté hace tiempo que bajo mi punto de vista los recortes son necesarios, la otra opción a los recortes es encontrarnos en la situación de volver a una moneda propia (que llamé "cromos del bollicao") dejando el euro y tener una inflación de escándalo (que al final, es recortar los ahorros de la gente). Así que apoyo el hecho de que haya recortes, pero veo lógico argumentar dónde se debe recortar y dónde no. Quizás la primera discusión que debe haber (y que creo que falta en la prensa) es ese detalle, ¿estamos todos de acuerdo en que el Gobierno tiene que recortar? (en realidad, recortes va a haber, es discutir si es sobre los ahorros o bien a base de impuestos y reducción de gastos)



Lo que ha estado saliendo recientemente en la prensa me parece la típica discusión sobre las centrales nucleares o las prisiones. Mucha gente está a favor de que haya centrales nucleares y creo que casi todo el mundo está a favor de que haya prisiones y los delincuentes estén encerrados. Pero cuando pasamos a discutir dónde se pone la central nuclear o dónde se pone la prisión nadie quiere que esté al lado de su casa.

Pues las prisiones y las centrales es la misma discusión que la de los recortes. Hasta ahora no he visto ningún titular y ninguna declaración que diga "hay que parar los recortes" (bueno, y que argumenten qué otra opción tenemos), todos los artículos son "hay que parar recortes en sanidad", "hay que parar recortes en educación". Si vuelvo a la analogía de las prisiones, la actitud de la oposición es "vale, me parece bien que haya prisiones, pero no las construyas en territorio español". Me parece una falacia hacer oposición o prensa de esa forma, o se está en contra de los recortes y se dicen las opciones disponibles ("cromos del bollicao en vez de euros") o bien cuando se dice dónde no se debe recortar se dice dónde, bajo su opinión, se debe recortar.

En mi opinión, cualquier discurso que no muestre una alternativa, es un discurso vago y poco productivo.

Así que me he alegrado cuando he leído la noticia sobre el cobro excesivo de dietas por parte de varios diputados, ministros y el propio Rajoy. Eso me parece positivo ya que ofrece alternativas a recortes. En resumen, muchos de estos políticos han sido elegidos en comunidades fuera de Madrid y, teniendo casa propia en Madrid, siguen cobrando las dietas por vivienda. Así que un aplauso a esta iniciativa de DRY. Yo la extendería también a las Comunidades Autónomas.